El repertorio elegido por Pablo Guerrero para este concierto fue el siguiente:

A continuación presentamos el texto original y traducido de estas piezas:

PROGRAMA
Textos de las piezas y traducción

  1. Vita de la mia vita, William Hawley (1950 – )
    Vita de la mia vita,
    Tu mi somigli pallidetta oliva
    O rosa scolorita;
    Nè di beltà sei priva,
    Ma in ogni aspetto tu mi sei gradita,
    O lusinghiera o schiva;
    E se mi segui o fuggi
    Soavemente mi consumi e struggi.
    Torquato Tasso (1544 – 1595)
    Vida de mi vida,
    Eres para mí como una oliva pálida
    O una rosa evanescente;
    No estás privada de belleza,
    Más bien, en todos los aspectos me eres grata,
    O lisonjera o esquiva;
    Ya me sigas o huyas,
    Suavemente me consumes y conmueves.
  2. Io son la primavera, William Hawley (1950 – )

Io son la Primavera,
Che lieta, o vaghe donne, a voi ritorno
Col mio bel manto adorno
Per vestir le campagne d’erbe e fiori
E svegliarvi nel cor novelli amori.

A me Zeffiro spira,
A me ride la terra e’l ciel sereno;
Volan di seno in seno
Gli Amoretti vezzosi a mille mille,
Chi armato di stral, di chi faville.

E voi ancor gioite,
Godete al mio venir tra risi e canti;
Amate i vostri amanti
Or che’l bel viso amato april v’infiora:
Primavera per voi non torna ognora.

Torquato Tasso (1544 – 1595)

Yo soy la Primavera,
Que feliz, encantadoras damas, vuelvo a vosotras
Con mi bello manto adornado
Para vestir la campiña de hierba y flores
Y despertar en el corazón nuevos amores.

A mí, sopla Zéfiro,
A mí, ríen la tierra y el sereno cielo;
Vuelan de pecho en pecho
Los encantadores Amorcillos por miles,
Armados con sus flechas y antorchas.

Y vosotros, de nuevo maravillados,
Regocijáos con mi llegada entre risas y cantos;
Amad a vuestros amantes
Ahora que abril adorna con flores sus bellos y amados rostros,
Porque la primavera no volverá siempre…

  1. Kyrie & Agnus Dei, Steve Dobrogosz (1956 – )

Kyrie eleison,
Christe eleison,
Kyrie eleison

Señor, ten piedad
Cristo, ten piedad
Señor, ten piedad

*
Agnus Dei,
qui tollis peccata mundi,
miserere nobis.
Agnus Dei,
qui tollis peccata mundi,
dona nobis pacem.

Cordero de Dios,
que quitas el pecado del mundo,
ten piedad de nosotros.
Cordero de Dios,
que quitas el pecado del mundo,
danos la paz.

  1. My soul, there is a country, Hubert Parry (1848 – 1918)

My soul,
There is a country far beyond the stars,
Where stands a winged sentry
All skilful in the wars:
There, above noise and danger,
Sweet Peace sits crown’d with smiles,
And One born in a manger
Commands the beauteous files.
He is thy gracious Friend,
And — O my soul, awake! —
Did in pure love descend
To die here for thy sake.
If thou canst get but thither,
There grows the flower of Peace,
The Rose that cannot wither,
Thy fortress, and thy ease.
Leave then thy foolish ranges;
For none can thee secure
But One who never changes
— Thy God, thy life, thy cure.
Henry Vaughan

Alma mía, hay una tierra
más allá de las estrellas,
Donde se encuentra un centinela alado
Bien hábil en las guerras:
Allí, por encima del ruido y el peligro,
La dulce paz se sienta coronada de sonrisas,
Y Uno nacido en un pesebre
Lidera los hermosos ejércitos.
Él es tu amable Amigo,
Y… ¡Oh alma mía, despierta!
Descendió en puro amor
Para morir por ti.
Si no puedes llegar hasta allí,
Donde crecen la flor de la Paz,
La Rosa que no puede marchitarse,
Tu fortaleza y tu comodidad.
Deja entonces tus necios rangos;
Porque nada te dará seguridad
Sino el Uno que nunca cambia
Tu Dios, tu vida, tu curación.

  1. Never weather-beaten sail (Hubert Parry)

Never weather-beaten sail more willing bent to shore
Never tired pilgrim’s limbs affected slumber more,
Than my wearied sprite now longs to fly out of my troubled breast:
O come quickly, sweetest Lord, and take my soul to rest.
Ever blooming are the joys of Heaven’s high Paradise.
Cold age deafs not there our ears nor vapour dims our eyes:
Glory there the sun outshines whose beams the blessed only see:
O come quickly, glorious Lord, and raise my sprite to thee!
Thomas Campion

Nunca, navegando azotado por el clima, he deseado más estar en la orilla.
Nunca los cansados miembros del peregrino más afectados por el sopor,
Que mi agotado espíritu que ahora anhela salir volando de mi pecho turbado:
Oh, ven pronto, dulce Señor, y conduce mi alma al descanso.
Siempre floreciendo están las alegrías del alto Paraíso del Cielo.
La edad fría no ensordece nuestros oídos ni el vapor nubla nuestros ojos:
Allí la Gloria eclipsa al sol, cuyos rayos sólo ven los bienaventurados:
¡Oh, ven pronto, glorioso Señor, y levanta mi espíritu hacia ti!

  1. There is an old belief (Hubert Parry)

There is an old belief,
That on some solemn shore,
Beyond the sphere of grief
Dear friends shall meet once more.

Beyond the sphere of Time And Sin
and Fate’s control,
Serene in changeless prime
Of body and of soul.

That creed I fain would keep
That hope I’ll ne’er forgo,
Eternal be the sleep,
If not to waken so.
John Gibson Lockhart

Hay una vieja creencia
De que en alguna orilla solemne,
Más allá de la esfera del dolor
Los amigos queridos se encontrarán una vez más.

Más allá de la esfera del Tiempo
Y dominando el Pecado y el Destino
Sereno en inmutable apogeo
De cuerpo y alma.

Esa es la fe que deseo mantener
Esa esperanza a la que nunca renunciaré
Eterno sea el sueño
Si no despertase así.

  1. Northern lights, Ola Gjeilo (1978 – )

Pulchra es amica mea,
suavis et decora sicut Jerusalem,
terribilis ut castrorum acies ordinata.
Averte oculos tuos a me
quia ipsi me avolare fecerunt.

La Biblia, Cantar de los Cantares 6, 4-5

Hermosa eres, amiga mía,
dulce y bella hija de Jerusalén.
Hermosa eres, amiga mía,
dulce y bella como Jerusalén,
imponente como un ejército dispuesto para el combate.
Retira tus ojos de mí
porque me arrebatan.

¡Gracias!